Causas comunes

Genéticas

  • Osteogénesis imperfecta

    Síndrome de leopardo (lentigo múltiple)

    Otosclerosis

  • Displasia ectodérmica del tipo Robinson

    Síndrome de Cockayne

    Síndrome de Bjorn pili torti y sordera

  • Síndrome de sinostosis múltiple

    Síndrome de Hunter

    Síndrome otopalatodigital de Taybi

  • Nefritis hereditaria

    Síndrome de Mohr

    Síndrome de Hurler

  • Síndrome de Waardenburg

    Síndrome de Kartagener

    Síndrome de displasia frontometafisiaria

  • Síndrome de Morquio

    Trisomía 13 S

    Síndrome de léntigo múltiple

  • Síndrome de Treacher Collins

    Síndrome de Stickler

Congénitas

  • Meningitis

    Paperas

    Sarampión

  • Otitis media

    Fiebre escarlatina

    Interrupción de los huesecillos

  • Otitis adhesiva

    Fiebre escarlatina

    Interrupción de los huesecillos

  • Otitis adhesiva

OCUPACIONALES

Cualquier ocupación que implique la exposición crónica, diaria y continuada a los ruidos de tono alto puede producir pérdida de la audición secundaria a lesión del nervio terminal. La mayor atención que se presta a las condiciones laborales ha disminuido sustancialmente la probabilidad de sufrir pérdida auditiva relacionada con el trabajo.
clasificacion-oido

Traumáticas

Perforación traumática del tímpano

Fractura craneal (hueso temporal)

Trauma acústico como el producido por explosiones, fuegos artificiales, armas de fuego, conciertos de rock y audífonos

Barotrauma por diferencias en la presión

Tóxicas

1
Antibióticos aminoglucósidos
2
Ácido etacrínico oral
3
Aspirina
4
Cloroquina
5
Quinidina

Envejecimiento

Pérdida auditiva relacionada con el envejecimiento (presbiacusia)
envejecimiento

Otras

Enfermedad de Meniére

Neuroma acústico

Aspirina

Cloroquina

Quinidina

Pérdida de la audición temporal
(o en ocasiones, permanente)

1
Acumulación de cera en el canal auditivo
2
Cuerpo extraño ubicado en el canal auditivo
3
Lesión en la cabeza
4
Alergia
5
Obstrucción de las trompas de Eustaquio
6
Tímpano perforado o cicatrizado
7
Infecciones de oído (otitis externa crónica, otitis media crónica, otitis externa maligna)
8
Reacción a medicamentos como los aminoglucósidos, la cloroquina y la quinidina
Nota: puede haber otras causas para la pérdida de la audición, además de las mencionadas. La posibilidad de incidencia de las mismas no está determinada por el orden en que éstas se presentan. Entre las causas de este síntoma se pueden citar enfermedades y medicamentos poco comunes. Además, las causas pueden variar según la edad y el sexo de la persona y las características específicas del síntoma, tales como localización exacta, calidad, duración, factores agravantes, factores atenuantes y enfermedades asociadas.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram